Tubo cultivo Artemia Hobby

Hobby
HO21610
Incluir en la cesta
  • Descripción

El equipo de cultivo Artemia se aplica a una botella de bebida corriente y se conecta a una bomba de aire. Una manera conveniente y segura para que los huevos de Artemia se conviertan en larvas.

El equipo de cultivo Artemia se aplica a una botella de bebida corriente y se conecta a una bomba de aire. Una manera conveniente y segura para que los huevos de Artemia se conviertan en larvas.

El aparato de cultivo HOBBY se compone de un tapón de plástico perforado, que se adapta a las botellas usuales. Primero se debe llenar la botella con 35 g de Artemia por litro. Finalmente, se le agrega una pizca de huevos de Artemia. Alternativamente Usted puede utilizar 35 g de Artemix; además de sal, en esta premezcla ya se encuentran los huevos de artemia. Evitar una sobredosis, porque de un gramo de huevos de artemia pueden nacer hasta 160.000 larvas. En el tapón desembocan dos finos tubos: Un conducto de aire y un tubo de escape. El conducto de aire puede prolongarse con la porción de manguera que se entrega en el juego y un tubo adicional. Debe llegar casi hasta el fondo de la botella. El tubo de escape no debe estar sumergido en el líquido. Conectar el conducto de aire con una manguera a una bomba de aire para acuarios y ajustar la bomba con un tornillo de ajuste, una pinza o un grifo de aire, de modo que una leve circulación de aire agite los huevos. Los huevos no deben depositarse en el fondo. Eventualmente coloque la botella inclinada durante la incubación de los huevos. Luego de 24 a 48 horas, la mayoría de las larvas han nacido, lo que también se puede reconocer por la coloración roja del agua. Ahora se desconecta la alimentación de aire, la botella se
coloca en forma oblicua y las recientes larvas se depositan en el punto más profundo del fondo de la botella.
Luego de aproximadamente 5 minutos, y no más para que no se ahoguen, se deben quitar las larvas. Para hacerlo recomendamos un método fácil. El extremo final del tubo, que está en la botella pero que no ha tocado el líquido, se une con una manguera de la bomba del acuario. Debajo del extremo de la larga manguera de aire se coloca un recipiente con una fina malla sobre él. En cuanto se encienda la bomba, el aire afluente extrae el líquido del fondo de la botella con las larvas que se encuentran en él. Las larvas que han quedado presas en la malla pueden colocarse en el acuario. Como las larvas sobreviven poco tiempo en agua dulce, se debe
colocar la cantidad justa que los peces puedan comer en poco tiempo. Las larvas que no fueron dadas como alimento pueden permanecer algunos días en un recipiente con agua salada y tomarlas con una malla para alimentar a los peces. Algunos amantes de acuarios congelan las larvas nacidas recientemente en una bolsa de cubitos de hielo con agua corriente fresca. En el acuario, los cubitos de hielo se derriten rápidamente y liberan las larvas congeladas. Pero quien por el contrario desee alimentar con larvas siempre vivas o quien tenga una necesidad constante de Artemia, puede conectar varias botellas a los aparatos de cultivo en secuencia.
El conducto de escape de la botella anterior se conecta con la manguera de suministro de aire de la siguiente botella. Si en la botella se colocan huevos de Artemia en diferentes momentos, se obtiene alimento vivo para sus peces en forma permanente.

!